jueves, 17 de enero de 2008

"alguien que sepa inglés no tiene porque ser un buen profesor de inglés"

El Madrid tuvo 12 ocasiones de gol. Ibagazá sentenció con un golazo en el 83´. Los de Schuster quedan eliminados y ya son 15 años sin ganar la Copa. Guerra dialéctica en la rueda de prensa.


Es lo que tiene jugar a la ruleta rusa, en ocasiones pasan estas cosas, y la Diosa Fortuna nos abandona para alistarse con otros. Siempre recordaré con especial cariño esta frase: “en el juego, a la larga, siempre se pierde”. Es el ejemplo de determinados ludópatas que se pasan el día echando dinero a las maquinas tragaperras y cuando ganan algo se vanaglorian de ello por doquier, cuando pierden guardan un mortal silencio. Pues bien, el equipo de Calderon se ha encomendado tanto a la suerte durante dos años que ya empieza a perder. Esta vez ha sido la Copa (y está demostrado que el Madrid no es buen bebedor, pues ya son muchos años sin ganarla), pero el año pasado fue la Champions, cayendo contra el peor Bayer de Munich que se recuerda.

Noche atípica la de ayer en el Santiago Bernabeu. Dos rivales intercambiando sus identidades para lograr el mismo objetivo, el pase a los deseados cuartos de final. Un Real Madrid crecido buscando el soñado triplete, un Mallorca intentando conseguir el pase a cuartos en una de sus competiciones favoritas.

Intercambio de identidades hubo, y vaya si hubo, en la noche fria de Madrid. Manzano, ese personaje “que viene de fuera del fútbol”, tiene bien aprendida la lección de anteriores citas y le pagó a su rival con la misma medicina que ellos emplean, pegada y confiarse al portero. Así fue, el Mallorca pasó a ser Mister Hide y el Madrid se convirtió en el doctor Jekill.

El Madrid salió a avasallar al rival, a resolver la eliminatoria por la vía rápida, empezó el duelo muy enchufado, creando multitud de ocasiones y con un Dudek que incluso deseaba alguna llegada mallorquina para quitarse el frío de encima.

Saviola desaprovechó una nueva oportunidad de demostrar su olfato goleador, falló mil y una ocasiones claras de gol, y volvió a demostrar lo poco acertado de su decisión a la hora de recalar en el club merengue (sabiendo que iba a gozar de pocos minutos, igual o menos que en el Barcelona, se guió por el dinero y no por objetivos deportivos, pasando a ser un mercenario más de este mercado que es el fútbol). Pero no sólo estuvo el “pivito” desacertado de cara al gol anoche, Baptista y su compatriota Higuaín se estrellaron una y otra vez contra el meta Moyá, erigido en auténtico protagonista anoche.

Asedio madridista pues en la primera parte, con protagonistas como un aceleradísimo Drenthe y un voluntarioso Michel Salgado, apuñalando sus respectivas bandas. Guti a lo suyo, a buscar siempre el pase más complicado que le diera portadas en los diarios, con esquiva fortuna. En el Mallorca todo era desconcierto, Jonás no daba pie con bola y no hizo ni una cabalgada de esas que le llevaron a ganarse el apodo de “el galgo”, Arango no entraba en contacto con el balon y Trejo echaba una partida al poker con Dudek. Qué decir de la dupla formada por Borja Valero y el griego Basinas, agua de borrajas. Basinas no era capaz de contemporizar y perdía cada balón que le llegaba a sus torpes botas. Una oportunidad tras otras, los de Schuster demostraban que era una noche atípica, sin pegada y dominando el partido al cien por cien.

Descanso, Saviola se retira lesionado y entra el “killer” Van Nistelroy, tiempo para la esperanza, ya está aquí el de los goles. Pero el panorama cambia poco o nada. Solo un atisbo de algo nuevo, pues el conjunto balear está mejor plantado sobre el terreno de juego, ya no recibe tantas ocasiones de gol e incluso se atreve a estirar sus líneas. Aún así, el Madrid sigue fallando alguna ocasión clara, o las para el guardameta Moyá. Más madera, entra Robinho para intentar resolver con alguna bicicleta. Y las hace, más sirven de poco, no era noche para florituras.

Cambios en el Mallorca, el más destacable y determinante del partido, entra “el caño” Ibagaza, y cuanto nos alegramos amigo Blanco. Anoche, las únicas gotas de calidad en el equipo insular, una luz en la oscuridad que provocaban Basinas, Borja Valero y cia, sobre todo el griego. Con “el galgo” y Varela en funciones ultradefensivas, Ibagaza era el único capaz de aguantar el balón y dar salida al equipo, pues de talento anda más sobrado que cualquier jugador merengue anoche.

Y llegó el minuto 83 cuando “el caño” venció a Cannavaro y se plantó solo ante Dudek, donde cualquiera hubiera tirado a romper o al muñeco, el argentino lanzó una sublime vaselina que enmudeció al Coliseo blanco. Mucha tristeza, pero algunos saltos de alegría entre los pocos aficionados mallorquines anoche, y entre algún aficionado atlético, que todos conocemos, fue un abrazo sincero, amigo.

Así, con la impotencia del equipo blanco, y los gritos de algunos “involucionados” aficionados merengues (y es que la gente saca su peor versión el el fútbol, volviéndose prehistórcos) se llegó al final del duelo. Curioso fue como el crío “pijo” de la “selección argentina de polo” chillaba como un energúmeno, si le escuchara su mamá…

Ésta es la historia, el Madrid jugó uno de sus mejores partidos dicen, o por lo menos de más ocasiones seguro, para acabar perdiendo, pero también hicieron esto en el Bernabeu el Zaragoza, el Racing, el Betis… y acabaron yéndose de vacío. Hoy le ha tocado tragar de su propia medicina. Y ADIÓS AL TRIPLETE.

La rueda de prensa fue algo curioso. Para empezar me llamó la atención los pocos periodistas que habían, demasiados pensaría Schuster. Entró en primer lugar Gregorio Manzano (o Don Gregorio para nosotros) dando una exhibición de coherencia a la hora de hablar, recalcando anteriores derrotas en las que el Mallorca fue a por el partido ante el club merengue, y no queriendo entrar en polémicas por las declaraciones de Schuster en las que acusaba a Manzano de “ser una persona que no viene del fútbol”. Eso sí, lanzó una pincelada para despedirse que no tiene precio “aunque sepas inglés, no tienes porque saber enseñarlo, hasta luego”. Dios que gran frase.
A continuación, entra el derrotado Schuster, tensión en la sala, y los periodistas empiezan avasallando sobre su “duelo personal” con Manzano. Y Villarejo, tras un par de preguntas, corta por lo sano ante el temor de que el alemán la líe.

Noche de copa, noche de copas para algunos, para otros no tanto. Y cierto es que ha sido una gran actividad “extraescolar”, muchas gracias al Real Madrid por su amabilidad, hemos aprendido tanto como hemos disfrutado, por lo menos los no-madridistas.

9 comentarios:

Nachete dijo...

Señor Véliz, me quito el sombrero ante la crónica que has realizado. Si tras el partido de ida criticaste duramente al Madrid (cosa que me indignó por otra parte), en esta ocasión has demostrado tener una objetividad digna de un cronista. Por unos momentos pensaba que estaba leyendo uno de los artículos tan bien descritos por nuestro compañero Coloma y era así hasta que leí la firma del texto.
Sólo darte un par de tirones de oreja por un par de fallos ortográficos. Por lo demás, me has enseñado que además de ser un gran polemista eres un buen cronista. Sigue así.

J.Blanco dijo...

Siento desilusionarte Véliz pero no tengo mucho que decir. No quiero añadir nada a tu crónica. Solo dos cosas:
- Que nos quiten lo 'bailao'
- y... Ariel, Ariel, Ariel Ibagaza, Ariel, Ariel, Ariel Ibagaza...

Lo contaremos a nuestros nietos Véliz. Celebramos por todo lo alto la elimnación del Real Madrid en su propio feudo. Jajajajajajaja

Jorge MJ dijo...

La crónica me ha gustado bastante, la objetividad es la nota predominante.

Solamente dejo de estar de acuerdo en una cosa. El gol del Mallorca no es fallo de Cannavaro. Por la televisión parece que es el italiano el que falla, pero en el estadio pudimos ver que Fabio tuvo que abandonar su posición a toda prisa debido a que el lateral derecho (a esas alturas de partido era mi querido Sergio Ramos, junto con Íker, el mejor del Madrid) no había bajado a defender. Cannavaro trató de apagar el fuego provocado por su compañero, pero no llegó a tiempo.

Es más, recuerdo ver como estaba el Mallorca apunto de sacar la falta que dio origen al gol, y Fran me dijo, la va a poner allí (señalando a Ibagaza) y así fue...

Para el señor Blanco y los atléticos en general, es curioso ver la "grandeza" que tiene vuestro equipo que los únicos motivos de alegría futbolística que teneis son las escasas derrotas del vecino.

El Madrid jugó bien, pero no marcó, que le vamos a hacer. Como madridista prefiero que los goles entren en citas más importantes... y seamos sinceros, en Mayo cuando seamos campeones de liga y/o Europa, nadie se acordará de esta derrota.

Fran dijo...

Bueno, como siempre alabo a mi amigo Véliz, esta vez haré de periodista más objetivo y daré unos apuntes, aunque parezca otro artículo más por la longitud:

- Coincido plenamente con lo de "Saviola mercenario". Creo que el pivito solo vio la pasta del Madrid y poco más. Gran error del conjunto blanco y del conejo, quien demostró su ineptitud en el partido.
- Lo de Higuaín también fue para crucificarle. En mi vida he visto a alguien con menos gol. Que tío tan torpe por Dios! Me pone enfermo. Otro pufo más que le clavaron al Madrid...
- Baptista-Guti: La Bestia no hizo nada en el partido, anduvo flojo. Muchas veces me cuestiono ese cambio que hizo Schuster de Guti al banco y Baptista adentro. No lo termino de ver claro...Prefiero al 14 señores, no estoy de acuerdo con Véliz. El único que tenía claridad y sabía meter pases era Gutiérrez, los demás nada. Baptista nulo y Sneijder...sin comentarios.
- Tremendo Ibagaza, no entiendo como no jugó de inicio. El Mallorca habría sufrido menos porque maneja el juego a la perfección.
- La Copa le da igual al Madrid, porque no solo sale con varios suplentes, sino que los titulares salen sin ganas (vease Camisinhas, Van Gol, Baptista...)
- Lo de adiós al triplete da un poco igual porque sinceramente...¿alguien esperaba el triplete del Madrid? O mejor aún...¿alguien confía en el triplete de algún club del mundo? Eso se dice a principio de temporada porque los clubes grandes deben aspirar a todo, pero el fútbol de hoy en día no tiene un dominador como para acaparar tres competiciones...ni siquiera dos. Dejémonos de demagogia.
- Efectivamente Javi, Manzano demostró que es un grande de esto y a la vez un tío humilde, no como el maleducado de Schuster con Villarejo al lado. Daba la sensación de ser Schuster el rottweiler y Villarejo el amo gruñon sujetándole de la correa. Lamentable el espectáculo al que asistimos.

Un abrazo amigos, siento la extensión pero tenía ganas.

J.Blanco dijo...

Lo siento Jorge pero es difícil tomar en serio tus comentarios si utilizas la habitual soberbia y prepotencia madridista. Decir que en mayo vais a ser campeones de liga y/o de la Champions no dice nada bueno de un aficionado al fútbol. No deberías vender la piel del oso antes de cazarlo.
Y sí, me alegro de la derrota del Madrid en su propia casa, lo disfruté muchísimo. No me importa lo que la gente pueda pensar de mi al respecto porque he sufrido esa soberbia y esa prepotencia durante 23 años. Cuando has sufrido tanto borreguismo es lógico que se desarrolle una pequeña dosis de rencor y, a veces, cuando un equipo como el Mallorca le moja la oreja al Madrid, esa pequeña dosis de rencor se transforma en una alegría casi incontrolable. Disculpadme si os pude faltar al respeto pero no era mi intención.
Un abrazo y feliz fin de semana.

Jorge MJ dijo...

Es decirlo o creerlo. ¿O acaso no crees tú que el Atlético va a ganar algo? ¿No ves cada partido de los rojiblancos con la ilusión de ver una victoria que os permita aspirar de una vez por todas a algo? Yo creo firmemente que mi equipo va a ganar todo lo que juega, sino no vería sus partidos. Evidentemente si tú eres del Getafe (por poner un ejemplo), verás los partidos de tu equipo con la ilusión de llegar a los 45 mágicos puntos que se suponen dan la salvación. Cada equipo lucha por sus objetivos.

La afición del atlético es lo peor que tiene ese club. Una afición de la que muchas veces dudo (dudamos, en general) sobre si primero son atléticos, o anti-madridistas. Y ese sentimiento acomplejado os hace un flaco favor.

No te preocupes por posibles faltas de respeto ni nada por el estilo. Esto es simplemente fútbol, deporte y entretenimiento. Discutiré todo lo que haga falta desde mi madridista posición, pero ningún partido ni argumento futbolero lo consideraré suficiente para mosquearme con nadie. Un abrazo Javi ;)

J.Blanco dijo...

Decir que la afición del Atlético es lo peor que tiene el Atlético es demasiado. No puedo decir nada más. No sé si reir o llorar. Feliz fin de semana. Fdo: Un atlético y antimadridista

Manuel Morillas Muñoz dijo...

Amigo Javi...

hazte del Madrid que en el fondo es lo que has deseado toda tu vida. Deja de sufrir, tanto rencor no es bueno para el alma

Jorge MJ dijo...

Con ese comentario simplemente quise hacer un juego de palabras, que o no se ha entendido o yo no he explicado bien (seguramente lo segundo) con aquella afirmación de "la afición es lo mejor del Atlético" que se suele decir tantas y tantas veces en los medios y que por los motivos que he expuesto, me parece que dista de la realidad, así que no hay que tomarselo tan al pie de la letra.