miércoles, 19 de diciembre de 2007

Milano Marathon 2007






Gran fiesta en Milán el 2 de diciembre. El cielo gris típico de la ciudad y el frió no desanimaron a miles de aficionados que se volcaron en la calle para incitar a los corredores.
Esta edición logró alcanzar un doble récord: en cuanto al tiempo es el maratón mas rápido de Italia en lo que va de año y como inscritos el máximo de su historia, 5726.
Milán se confirmó como una ciudad muy rápida con un recorrido casi enteramente llano y atractivo.
Una ocasión ideal para buscar el récord personal y cerrar el año con ánimo.
Entre las estrellas del panorama estaba Martin Lel, reciente ganador en Nueva York, aunque solo corrió la mitad del recorrido como referencia para los de su equipo.
Los pronósticos estaban a favor claramente de los kenianos Cheruyot, Birgen, Kalathi; como outsiders el sudafricano Dlomo y el italiano Andriani.
Este grupo de atletas destacó ya desde los primeros kilómetros junto a Lel.
El cambio de ritmo se produjo en el kilómetro 25 :Andriani cedió y se quedaron cuatro a la cabeza. Poco después Kalathi sufrió calambres. Dlomo tampoco pudo con el siguiente cambio de paso impuesto por los dos kenianos. Entonces se lanzaron a la meta la pareja formada por Cheruyot y Birgen estudiándose uno a otro.
En el km 39 Cheruyot intentó dar el golpe definitivo a la carrera aumentando la velocidad de repente. Birgen fue perdiendo terreno y no pudo recuperar.
Evance Kiprop Cheruyot ganó en 2:09':15'', segunda plaza para John Birgen, tercero Norman Dlomo.
La esperanza "azzurra" Andriani quedó quinto pero tuvo la mala suerte de correr solo, sin referencias y al viento casi la mitad de la carrera. De todas formas los resultados fueron esperanzadores de cara a Pekín.
Carrera destacada también para el español Javier Caballero (abajo en la foto) que finalizó decimoquinto en 2:19':03''.
En la carrera femenina ganó la keniana Chepchumba respetando plenamente el pronóstico que le daba superfavorita.
Yo tenía que estar corriendo por las calles de Milán junto a los 5726.
Una lesión de menisco en noviembre me obligó a parar la preparación de la que sería mi primer maratón. Estar ahí en el ambiente running hizo que me librara de una tensión acumulada en estos meses. La carrera actuó de medicina contra mi malestar. Fui un espectador interesado. Disfruté por el clima de fiesta, las calles cerradas al tráfico (evento raro en Milán!) y una mañana diferente de las demás dedicada al deporte.

3 comentarios:

Javier Blanco dijo...

Enhorabuena Tobia por tu artículo en español. Te he cambiado las tildes y las eñes pero poco más. Me alegro que hayas debutado en el blog con un texto sobre maratón. Te animo a que sigas escribiendo y felicidades por tu castellano.

Un abrazo y bienvenido

Jorge MJ dijo...

Muy bueno Tobia. Se agradece el esfuerzo. A ver cuando escribes uno de ciclismo, que según tengo entendido es un deporte que te gusta bastante.

Un abrazo!

Manuel Morillas dijo...

Enhorabuena campeón. Bienvenido al blog y sigue así