miércoles, 12 de diciembre de 2007

RESUMEN DEL CAMPEONATO DEL MUNDO DE F1 2007

Había escrito este resumen del mundial de f1 de este año en un foro, y lo he pillado para ponerlo por aquí... no os aburrais mucho leyéndolo.

Nadie se imaginaba allá por el mes de Marzo lo que nos iba a deparar el mundial de F1 de este año. Algunas de las preguntas que por aquel entonces nos hacíamos todos, (dudas derivadas de 2006, como el efecto post-Schumacher, la fiabilidad del Mclaren, el rendimiento de Renault sin Alonso, De la Rosa o Hamilton en la segunda flecha de plata), iban a perderse en el olvido según avanzaba la temporada. Sin embargo, este mundial nos ha ido planteando y resolviendo incógnitas que nadie imaginaba en un principio. La rivalidad Alonso-Hamilton y todas sus consecuencias, los altibajos de Ferrari, el excesivo protagonismo de la FIA, el tema del espionaje etcétera... Todos estos elementos han dado como resultado el campeonato más competido y polémico de los últimos años...

Ferrari: Comenzaban el año sorprendiendo a la competencia con un coche, el F2007, con una distancia entre ejes mayor que el 248F1 de 2006, es decir, tomando el camino contrario al resto de escuderías. Esta decisión, basada en la experiencia de los técnicos de Maranello con los neumáticos Bridgestone, provocaba un mayor rendimiento en curva rápida y mejor tratamiento de los neumáticos, pero dio problemas a los italianos en circuitos más revirados como Mónaco o Hungría. Finalmente, el coche fue lo suficientemente rápido como para ganar el mundial. Además algunos fallos de fiabilidad a los que no nos tenía acostumbrada la escudería italiana estuvieron apunto de costarle el título. En cuanto a los pilotos, Kimi empezó bien con su victoria en Australia, pero hasta el GP de Francia evidenció problemas de adaptación al Ferrari, especialmente a su sistema de salida. Tras pasar esa fase de adaptación y a partir de dicho GP de Francia, su temporada fue espectacular (rotura en Nurburgring aparte, no se bajó del podium) lo que finalmente le ha acabado llevando a su primer título mundial. Felipe Massa partía en un principio como favorito en el equipo, pero su falta de regularidad le ha ido lastrando hasta dejarle sin opciones. Es tan rápido como el que más si sale desde la pole position, a la vez de inconstante si no sale desde esa privilegiada posición, además de una dudosa habilidad en carreras con lluvia. Hay que aplaudir su maniobra en la última carrera ayudando a Raikkonen y demostrando que Ferrari es un equipo y él, un gran escudero.

Mclaren: La temporada 2006 fue un desastre para el equipo de Ron Dennis, y para este 2007 presentaban muchas novedades. Con Alonso y Hamilton tenían una gran pareja de pilotos, pero el sorprendente rendimiento del debutante provocó una serie de situaciones dentro del equipo que claramente le perjudicaron debido a la incompetencia de los jefes a la hora de manejar situaciones complicadas. Este tipo de situaciones provocaron investigaciones de la FIA (Mónaco), pérdida de puntos en el mundial (Hungría) y una situación tensa en el seno del equipo que se fue acrecentando con el paso de las carreras. Como remate, Mclaren fue sancionado con la pérdida de todos los puntos en el mundial de constructores y con una multa histórica de 100 millones de dólares por el lamentable caso de espionaje del que prefiero no recordar nada, pues dista mucho de lo verdaderamente interesante, las carreras. Fernando Alonso traía a Mclaren el número uno y la inestimable experiencia de un bicampeón del mundo. Su temporada ha sido la peor que se le recuerda (problemas externos aparte). Errores como los de Canadá, carreras como Bahrein y alguna más no son típicas del asturiano, quizá algo desquiciado por tener un compañero a su altura (como declaró el ex de Renault Pat Symmonds, lo único que descentra a Fernando es que le superen con su mismo coche). Aún así acabó el mundial 3º empatado con su compañero y a un solo punto del campeón, datos que demuestran su gran clase. Además nos regaló la que fue una de las imágenes del año con el adelantamiento a Massa bajo la lluvia en Nurburgring. En cuanto a Lewis Hamilton, nadie esperaba el rendimiento que ha dado este piloto inglés desde el principio. Rapidísimo, constante, y una esponja que aprendía rápidamente todos y cada uno de los movimientos de Alonso. Sin embargo no me atrevo a decir si su habilidad dentro de la pista supera a su “habilidad” fuera de ella, de la cual sin duda se ha servido. Todo su buen hacer lo ha tirado por tierra en las dos últimas carreras, donde ha pecado de ambicioso, lo que le ha dejado sin un campeonato que tenía ganado. Y no vale que sea un debutante para esto, seguro que Hamilton se ha jugado y ganado multitud de campeonatos, con lo cual experiencia en este tema ya tenía.

BMW: Escudería más mejorada del año. Hasta que pararon el desarrollo del F1.07 en la última parte del año su rendimiento fue brillante, y a la vez aburrido. Demasiado “lentos” para pelear con Mclaren y Ferrari, y demasiado rápidos para el resto de equipos que venían por detrás. En cualquier caso, un 10 para ellos. Nick Heidfeld se ha vuelto a confirmar como uno de los pilotos más regulares y consistentes del campeonato. No tan espectacular como su compañero Robert Kubica, pero mucho más fiable (le sacó más de 20 puntos al polaco). Kubica ha sido uno de los pilotos que más problemas de adaptación ha tenido con los neumáticos Bridgestone. Sinceramente, esperaba más de este gran piloto. Su accidente en Canadá, del que inexplicablemente salió ileso, pudo haberle afectado a la hora de pilotar, pero no fue así y en la segunda mitad de año estuvo más entonado que en la primera. Una pena esa rotura de China, pues podría haber significado su primera victoria, pero nunca sabremos si tenía que pasar de nuevo por boxes.

Renault: Una temporada desastrosa para los franceses. Falta de adaptación y errores aerodinámicos han hecho que los campeones de los dos últimos años se arrastren por la pista como le pasó en su día a Benetton-Renault tras la marcha de Michael Schumacher (año 1996). Sus pilotos han seguido evoluciones totalmente opuestas a lo largo del año. Fisichella empezó bien para ir deshinchándose con el paso de las carreras, mientras que Kovalainen comenzó con una calamitosa actuación en Australia de la que se repuso con el paso de las carreras confirmando que es un gran piloto (hay que hacer una mención especial a su actuación en Fuji conteniendo al final a su compatriota Raikkonen).

Williams: Aunque han mejorado algo respecto al 2006, su rendimiento es muy pobre para lo que ha sido esta escudería. Rosberg es su mejor activo, lo ha demostrado con actuaciones brillantes este año que han confirmado su potencial y su desarrollo como piloto. Su segundo coche nunca ha estado a la altura. Wurz no ha encontrado la forma de rendir en la calificación, y aunque tuvo un par de actuaciones meritorias en Canadá y en Nurburgring aprovechando situaciones anómalas, no ha estado a la altura. En la última prueba Williams subió al segundo coche al japonés Kazuki Nakajima (hijo de Saturo Nakajima, piloto de F1 en los 80), que no anotó puntos y además atropelló a dos mecánicos en su primer repostaje. Es del tipo de pilotos de F1 que están ahí por motivos comerciales (Toyota, japonés como Nakajima, es el motorista de Williams) cuya Superlicencia debería estar en entredicho, al menos de momento.

Red Bull: En este 2007 han comenzado a notar la mano de Adrian Newey dentro del equipo. El RB3 ha sido un coche rápido, que ha alcanzado en varias ocasiones la Q3, pero que ha tenido un hándicap muy grande en contra, la fiabilidad. Coulthard y Webber han cumplido con las expectativas llevando ambos coches a la zona de puntos y acabando el campeonato de constructores en una buena 5ª posición.

Toyota: Equipo con más presupuesto de la parrilla, de nuevo ha fracasado. Son demasiados años en la F1 como para no dar síntoma alguno de mejora. Jarno Trulli ha hecho lo que ha podido con el coche que tenía, mientras que Ralf Schumacher ha cerrado su peor año desde que llegó a la F1, llegando a rodar último en más de una carrera. Es más que probable que el GP de Brasil de 2007 haya sido el último con un Schumacher en pista...

Toro Rosso: Empezaron siendo de nuevo uno de los equipos de la cola de la parrilla, pero su evolución en los últimos grandes premios de la temporada ha sido gratamente satisfactoria. La llegada de Vettel en lugar de Scott Speed ha sido beneficiosa, cosa que demostró el joven aleman con sus grandes actuaciones en Japón y en China. Tonio Liuzzi ha completado una temporada aceptable, sobre todo al final, pero que no le va a servir para conservar su asiento en 2008, plaza que ocupará el tetra-campeón de la Champ Car Sebastian Bourdais.

Honda: Sin duda el gran desastre del año. Su monoplaza nació siendo malísimo, y no han sido capaces de remontar el vuelo en todo el año. Incluso durante la primera mitad de temporada Super Aguri, su equipo B, les batía regularmente. Jenson Button sacó petróleo cuando las cosas se ponían difíciles, mientras que Barrichello completaba una temporada más que gris. El brasileño debería ir pensando en la retirada. Si sigue un año más, batirá el record de participaciones en Grandes Premios que posee en la actualidad su compatriota Ricardo Patrese con 256 GP.

Super-Aguri: Gran paso adelante el que ha dado este año el pequeño equipo nipón, ayudado sin duda por el apoyo de Honda y la utilización de su chasis 2006. Sato consiguió puntos en más de una carrera, destacando su pillería en el GP de Canadá, donde en un período de Safety Car, puso los neumáticos extra blandos (que dieron mal resultado ese fin de semana a todos los equipos) durante una vuelta para volver a poner los blandos en la siguiente. Dicha maniobra le permitió acabar 6º adelantando a Alonso en una bonita maniobra por el exterior de la última curva del trazado norteamericano. Davidson ha completado una campaña aceptable donde la suerte no ha estado de su parte en algunas ocasiones.

Spyker: El equipo más modesto de la parrilla acabó logrando un punto en el caótico GP de Japón. Además sus patrocinadores tuvieron su ración televisiva en el GP de Europa en Nurburgring cuando una arriesgada decisión al montar neumáticos de agua justo antes de empezar a diluviar les permitió a la postre liderar el GP con su piloto Markus Winkelhock (que solo disputó esa carrera) durante unas vueltas. Adrian Sutil dio muestras de su talento y velocidad en un monoplaza que no daba para mucho, mientras que el segundo coche se lo repartieron Albers y Yamamoto (además del citado Winkelhock) no estando ninguno de los dos a la altura de su compañero alemán.

Un saludo!

2 comentarios:

Manuel Morillas dijo...

Muchas felicidades en un día tan especial!!

Pd.: Eres un crack. Sólo soy un novato ignorante en Fórmula1, pero me encanta seguirla y leo todo lo que llega a mis manos, y puedo decir que este es el resumen de la temporada que más me ha gustado. Muy bueno de veras. Gracias por la aportación

Jorge MJ dijo...

Gracias por la doble felicitación. Una de ellas te prometo seguir ganándomela cada año mientras esté por aquí... la otra me esforzaré para que sigas leyendo mis aportaciones "formulaunísticas" ;)