domingo, 10 de febrero de 2008

Volvió el killer uruguayo

El Atlético realizó una gran segunda parte. Forlán anotó los dos tantos del partido. Los rojiblancos vuelven a Champions. El Racing desilusionó.

Hay jugadores de fútbol que viven del gol, jugadores que cuando no son capaces de perforar las mallas se van a casa cabreados. Les cuesta dormir incluso cuando su equipo ha conseguido los tres puntos. Forlán es uno de ellos.
El uruguayo llevaba varios partidos siendo el mejor del conjunto rojiblanco, a excepción del santificado Agüero. Siempre ofreciéndose, trabajando para el equipo, dándole salida al parsimonioso, somnoliento y atorado juego del Atlético. Pero él necesita el gol. Sirva como ejemplo el ímpetu que le pone a cada una de las celebraciones de sus tantos, quizás sólo similar a cuando marca el añorado por la parroquia azulgrana Samuel Eto’o.

El partido
Una vez más el Atlético saltó al campo con una empanada mental que auguraba otro partido impreciso y triste como los últimos disputados por el conjunto de Aguirre. El Racing casi sin querer dominaba y encerraba en su campo a los colchoneros. Dirigidos por un gran Duscher, con Smolarek descolgándose como mediapunta y el canterano Iván Bolado moviéndose entre los centrales. Los de Santander arrinconaban al Atlético como un moscón de discoteca a la guapa de la fiesta (una referencia literaria al gran Iñako Díaz-Guerra).
El Sardinero apretaba y sólo Abbiati era el culpable de que en el minuto 20 siguiera el empate a cero. El italiano con una gran estirada desbarataba la mejor ocasión del Racing a tiro cruzado de Iván Bolado.
Fue entonces cuando Forlán cogió las riendas. El killer lo intentaba con dos zurdazos desde la frontal que detenía sin problemas Coltorti. Acto seguido el Atlético enlazaba la mejor jugada del encuentro, combinando al primer toque el uruguayo se plantaba dentro del área y con un soberbio taconazo le regalaba en bandeja una asistencia a Pernía que no lograba batir al portero racinguista.

Y llegó el vendaval
Tras la charla de Aguirre el Atlético salió enchufadísimo. Dispuso de tres ocasiones clarísimas que no supo materializar, hasta que apareció él. El ‘7’ rojiblanco, el incansable Forlán, que enganchó un disparo raso desde la frontal, tras un rechace de la defensa santanderina, que acabó en las mallas (eso sí el Kun había elaborado una grandísima jugada, al César lo que es del César).


El golpe dejó K.O. a los de Marcelino, la perfecta tela de araña se deshizo y las ocasiones llegaban una tras otra. El amigo con el que disfrutaba del partido (cervecita en mano, eso que no falte) hacía gala del tópico: “el que perdona...”. Se equivocaba. Ahí estaba el protagonista de la tarde, el ambidiestro Forlán, que con su magnífica zurda empalmaba un disparo durísimo con rosca que se colaba como un obús entre los tres palos. Coltorti atónito se esforzaba por detenerlo, pero más bien parecía Keanu Reeves en Matrix esquivando las balas del cañonero charrúa.
El Racing no despertó, no pudo reponerse de las dos estocadas mortales del ariete atlético. Así los del Manzanares ponen fin a la mala racha en Liga que arrastraban desde el derby y retornan a los puestos de Champions. Seguro que con un Forlán como el de hoy, al año que viene se podrá disfrutar en el Calderón de los mejores equipos del continente.

Conclusiones:
Forlán: En el segundo tiempo estuvo más cerca del área, dejó las labores de enganche y fue donde resultó determinante.
Perea: El colombiano volvió al centro de la zaga, fue todo un seguro al cruce y cuajó un magnífico partido. La afición ni se acordó del lesionado Eller.
Munitis: Marcelino va a echar mucho de menos su ausencia. Si vuelve el cántabro el Racing tendrá opciones de clasificarse para la UEFA.

7 comentarios:

Jorge MJ dijo...

¿Solamente hay crónicas del Atlético cuando gana? xDDD.

Está bien Javi, espero ver una semana tras semana ;-)

Fran dijo...

Yo también espero ver una crónica semana tras semana. Eso significaría que el Atleti no para de ganar y le birlaría la segunda plaza al malogrado conjunto azulgrana...

Me ha gustado tu escrito sobre el 7 del Atleti...aunque ese 7 me suena hoy a otra cosa más bonita aún, pero ahora no recuerdo el qué. Por cierto, Javi, qué gran día para apellidarse Blanco, no crees? Porque la vida puede ser maravillosa, Salinas!!!

Un abrazo!

J.Blanco dijo...

Lo bueno de este blog es poder escribir cuando a uno le apetezca. Ayer, casualidades de la vida, me apetecía. Sabéis bien que ya el trabajo no es un problema y que ahora me sobra el tiempo para escribir.

Como compromiso con los participantes de este blog, prometo intentar hacer crónicas cunado gane y cuando pierda mi Atlético.

Espero vuestros comentarios periodísticos sobre la crónica y no tantos ataques personales (desde el cariño). Un abrazo a todos.

javier veliz martinez dijo...

Muy bien amigo Blanco, que no merengue (tiene mi amigo defectos como todos, pero no ese).

Estoy de acuerdo con lo importante que es Forlán para el Atleti y para el espectáculo. Es imperdonable el trabajo que le obliga a hacer Aguirre (y parece mentira que lo diga yo precisamente), pero es que este trabajo le resta peligro en ataque. Sería como obligar a Villa a preocuparse de tareas defensivas, y menciono a Villa por la que nos lió a los béticos.

Para despedirme, un aviso, no esperen marcar 7 en el Ruiz de Lopera señores merengues, aquello será un infierno, un hervidero donde más de uno saldrá con mal de cabeza.

M.Morillas dijo...

Muy buena, Javi. Echaba de menos tu pluma por estos lares, aunque lo bueno se hace de rogar,¿no?
Quienes piden crónicas semanales han de saber que el comentario aún no ha sido admitido por la Real Académica como ejercicio ni periodístico ni literario...

Me alegra -sí, señores- que el Atlético vuelva a ganar. Un histórico debe de estar arriba: da solera, morbo y desde luego conversación a la liga.

En cuanto al Ruiz de Lopera, Véliz: el Madrid no marcará 7, pero quizá sí 3. Esa es mi predicción, ¡hala, a mojarse! Creo que la semana que viene te tendrás que rendir -de nuevo- a tu verdadero equipo, ése del que reniegas como Pedro de Cristo, una vez tras otra pese al amor profesado.

Jorge_MJ dijo...

El diccionario de la Real Academia de la Lengua (entiendo que lo de Académica es un lapsus) define, en su segunda acepción, la palabra COMENTARIO como "juicio, parecer, mención o consideración que se hace, oralmente o por escrito, acerca de alguien o algo".

Leyendo una y otra vez dicha acepción, yo si lo entiendo como un ejercicio periodístico tomando como ejemplo más claro los "yo digo" del AS.

Creo que Javi Blanco es el más indicado para hacer crónicas del Atlético, porque es el que mejor conoce el equipo y, por tanto, es el que más puede aportar en este sentido. Y de ahí que solicite una continuidad.

Yo haré mis ejercicios periodísticos cuando la F-1 empiece (bueno, incluso antes con un previo a finales de este mes), porque creo que es donde puedo aportar más cosas, y no semana tras semana como cronista futbolístico, que aquí los hay y mucho mejores que yo, además de recargar el blog con más de lo mismo.

Javier Coloma dijo...

Ha nacido un cronista para el Atleti.. Esperamos tus futuras contribuciones en cada partido del Atleti señor Blanco.